viernes, 2 de agosto de 2013

Besos

Besos reflectados,
acrisolados en nacer,
que expenden un brillo
que evitan ver lo que en verdad son.

Besos despistados que vamos dando
y casi sin querer se nos caen de la boca y otros roban
deslumbrados por los labios relajados
que en suspiro se separan.

Besos en punto hilados,
besos de coma,
besos en vainica doble,
besos macramé,
besos mudos y callados hechos nudo;
besos sin fe.

Besos que pareciendo nada
hacen que se encuentren las miradas
y nos levantan en peso
haciendo del sieso
sólo un mero estúpido.

Besos que se guardan,
besos ansiados que se dan con calma
porque portan la intención de volver a besar.

Besos de Fuego sin amar,
besos sabor Babilonia,
besos vanos o babosos,
besos vencidos o victoriosos;
besos sabor a colonia.

Vienen y van los besos...

Me volverás a besar?

A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario